Crónica de Vendetta en el Kafe Antzokia de Bilbao

VendettaSábado 21 de Abril. La calle San Vicente de Bilbao, a la altura de su número 2, tiene el placer de acoger una nueva velada musical. Hoy es el turno para los salmantinos “Paté de pato” que ejercen de teloneros y para el grupo fuerte de la noche, “Vendetta”, el cual ha colgado el cartel de localidades agotadas.
Es noche de punk y ska. La presentación de “Ni punk ni mierda”, segundo álbum de los castellano-leoneses, compuesto por diez canciones y grabado, producido y masterizado por Pablo Martínez (Desakato) en OVNI Estudios es la primera toma de contacto. Temas del propio disco, del anterior y alguna versión se solapan para lograr un show ameno y bastante digno.
Y así llegamos a las 23:00. En el escenario del Kafe Antzokia, dos “v”s que hacen de premonición de la inminente salida de los navarros. Pello Reparaz, Luisillo Kalandraka, Javier Etxeberria, Rubén Antón y Enrikko Rubiños, el quinteto conocido como Vendetta, están a un tris de descubrir “Bother” (Maldito Records), su quinto y definitivo trabajo ya que han anunciado en breve su disolución.
Kafe Antzokia, BilbaoEl último concierto de la gira “Abducted tour” antes de llegar al Viñarock de Villarrobledo (Albacete) está a punto. Después seguirán en Azpeitia (Gipuzkoa), Ortuella (Bizkaia) e Iruñea (Nafarroa).
Comienzan con “Suma” de su anterior CD y enseguida aparecen las primeras palmas al compás de la música por parte de un público tan excesivamente joven, que casi parece que en el proscenio van a aparecer los componentes de High School Musical. A un servidor que apareciera Vanessa Hudgens no le hubiera importado.
A continuación y para ir poco a poco que la noche es muy larga, alternan temas nuevos con algún éxito antiguo. “Ilunpetan”, “No volveré”, “Pasos de acero” y “Cerca del mar” por recalcar cuatro ejemplos, sirven de entrenamiento de acertar, más o menos con las letras, las estrofas que rebotan en los micrófonos.
Hay un pequeño alto. Hemos llegado al ecuador. Pello se dirige a los presentes dando las gracias y empieza a sonar “Reggaean hegan”. Sus seguidores pasan la mayoría del tema moviendo las manos de un lado a otro. Desde arriba, se tiene que ver de maravilla el efecto….
 BilbaoTurno de “África” y al finalizar, vuelta a coger el micro en sus manos y presenta a Axier Muxika, camuflado entre la muchadumbre, quien como si no estuviera apañado de antemano, sube las escaleras y en un momento de soledad total, deleita con un bertso. La ovación será de las más destacadas de la noche.
Finalizada la participación, volvemos al escenario de un concierto habitual. Es el momento de “Begitara begira”, de largo una de las que serán más cantadas y tarareadas en las casi dos horas que va a durar el show. El que ya no está sudando es porque no quiere.
“Buonasera”, “Ekainak 24”, y “Madre”, la cual dedican a todas las madres del mundo. Siguen intercalando temas nuevos y antiguos. Solo hay un pero, se está acercando el momento de terminar.
Las últimas tres canciones serán en orden, “Leña al fuego”, “Botella de ron” y “Pao pao pao”. Entre estas dos últimas anuncian que es el cumpleaños de Pello. Lo que faltaba, si ya de por sí tenía las fans entregadas, un zorionak zuri le hace sentirse más querido aún. Se ruboriza, no es para menos….
En fin, luces y a continuar la fiesta. Mazarredo, Galerías Urquijo y el Casco viejo empiezan a recibir el persistente flujo de jaraneros. Es otro sábado más, lo único que tiene de especial es que no habrá otro 21 de Abril de 2018. Ese día ya no volverá jamás.

(Texto: @vitxu31)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al principio ↑