Crónica de The Toy Dolls en la Sala Santana 27 de Bilbao

CRIMCasi sin tiempo de analizar todo lo vivido en el ya extinto 2019 y todavía con ese par de kilos de más que nos ha concedido Olentzero por comer demasiados polvorones, llegamos al doble veinte con un concierto de altura. Lugar (Sala Santana 27), protagonistas (el grupo de Sunderland “The Toy Dolls”) y motivo (gira 40 aniversario) son los ingredientes base de un “punkcake” que vamos a relamer durante ochenta minutos.
Antes, y como entrante, los tarraconenses Crim, surgidos en 2011 y autores del mejor disco de música hardcore/punk de 2018 por la revista MondoSonoro, dan un buen recital de lo que sus contundentes guitarras son capaces de proyectar. Adri Bertrán, Javier Dorado, Marco Anguela y Quim Mas son los acompañantes en la gira de los británicos y no es por casualidad.
Son las once y el escenario comienza a iluminarse de nuevo para dar entrada a los héroes de la noche. “Fiery Jack” es el punto de partida de lo que se verá en adelante, tralla sin descanso, carreras sin control por la tarima y saltitos al terminar las canciones. Y llevan cuarenta años… Tras él, “Cloughy is a bootboy!”.
The Toy DollsEl primer tema del disco que han venido a presentar (Episode XIII) es “Arthur Clark´s a dark horse” y es saboreado en tercer lugar. De seguido, “Bitten by a bed bug” y un mínimo paréntesis para el eskerrik asko de rigor. Han sido cuatro temas sin cesar y hay que guardar los buenos modales. Los de abajo, encantados. Nos conformamos con muy poco.
“Benny the boxer”, “Up the garden path” y “Dougy giro” y uno de los grandes momentos, “The lambrusco kid”, pequeño gag con botellas de lambrusco incluído. The Toy DollsRealmente Michael Algar “Olga”, Duncan Redmonds y Tom Goober se lo pasan en grande actuando y ese buen rollo es traspasado a todo aquel que les observa.
Las peripecias de la elefanta que se escapó de un circo, “Nellie the elephant”, probablemente uno de los himnos de la banda es de obligado cumplimiento en cualquier actuación de los británicos. Tremendo que una canción infantil de 1956 haya dado un éxito tan rotundo al trío. Santana 27, BilbaoY en contraposición, otro tema nuevo, “Richard Clayderman´s a creep”, donde después de colocar una ilustración del pianista francés le cortan salvajemente la cabeza.
Recta final con reparto de gafas rectangulares a imagen y semejanza de las que lleva siempre el trío para algunos afortunados, “Harry Cross” con el respetable coreando el nombre a la par y “Wipe out”, cover de The surfaris. Graciosísimo ver los giros de 360º de las guitarras.
Eskerrik asko, suelta de confetti y hasta los bises, en donde, para sorpresa, primero vuelven para un sencillo para posteriormente volver a abandonar el escenario y volver para la traca final que constará de cuatro canciones y una suelta de globos estrategicamente acomodados en lo alto de la sala.
Son las doce y veinte y, quien no ha explotado un globo se lleva unas gafas de sol y si no, siempre podrá decir con orgullo que estuvo en la Sala Santana 27 aquel 17 de enero de 2020 gozando de The Toy Dolls.


(Texto: @vitxu31)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al principio ↑