Crónica de Morat en el Bilbao Arena

Tenía ganas de asistir para un evento diferente al baloncesto por fin al Bilbao Arena de Miribilla y Morat (Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil y los hermanos Vargas, Martín y Simón) me ofrecen la oportunidad perfecta.
Bilbao ArenaDicho y hecho. Aparco la gorra en casa y en unos 25 minutos me presento en la puerta correspondiente. Solo quedan unos flecos y a gozar con “Balas perdidas” (Universal Music), el segundo álbum de estudio de unos chicos que portan la palabra éxito dentro de sus maletas.
La primera imagen que me grabo en la mente es de casi aforo completo. Apenas unos asientos vacíos en las partes muy muy muy superiores del pabellón dejan claro el tirón, sobre todo en féminas, de una banda que crece en el panorama musical. Mención especial a un par de chicas que ríen, cantan y bailan bandera colombiana y mensaje para Martín en mano, y que serán premiadas con la baqueta por el baterista al concluir el show.
Bilbao ArenaApenas pasan tres minutos de las ocho y media y el concierto se pone en marcha. “Maldita costumbre” es la pieza que origina un bullicio que no se detendrá hasta casi dos horas más tarde. De seguido y sin descanso aparecen “Amor con hielo”, “Cuando nadie ve” y la correspondiente autopresentación por si existe algún despistado que ha salido a hacer la compra y sin saber cómo ha acabado rodeado de una chavalería necesitada de versos.
Turno de “Aprender a quererte” con la que Villamil demuestra sus dotes con el banjo, “Acuérdate de mí” con la que se produce un precioso efecto en las gradas con la luz de los celulares, “El embrujo” cuyo punto de partida es todos colocados en una especie de semicírculo, incluso “Otras se pierden”, que trata sobre el amor roto de una hermana de uno de los componentes del grupo. Todas las canciones tienen un motivo, un momento y una realidad. Morat desde arriba del escenario, nos orientan a conocer la suya.
No puede faltar “Yo contigo, tú conmigo”, de la película “Gru 3, mi villano favorito”. Los más canijos se vuelven locos a botar. Ya empezamos a saborear las digamos, más conocidas. Y seguidamente, “Presiento”, sin Aitana, una pena para todos los seguidores de la catalana salida del programa Operación Triunfo. Os entiendo, más tarde con “Mi nuevo vicio” yo también echaré en falta a mi Paulina Rubio.
“No se va” con el público entregado cantando a coro pero con penita porque ya no queda mucho para dar las luces finales y “Cómo te atreves” son sus dos temas antes del parón para los bises. La ya antes mencionada “Mi nuevo vicio”, “Yo no merezco volver”y “Besos en guerra” ocupan ese espacio final.
Son las 22:23 y hemos llegado al final. Ovación del respetable, foto de rigor, lanzamiento de púas y a esperar que no se demore una nueva visita a nuestras tierras.
Por su parte, el cuarteto colombiano Morat, que debe su nombre a la finca donde realizaban sus primeros ensayos cuando se iniciaban en la música, continuarán con su gira el próximo día 13 en la plaza de toros de la localidad cordobesa de Lucena.
Sin más, solo reconocer que estoy confundido porque he disfrutado como un enano. Me han ganado.

(Texto: @vitxu31)

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al principio ↑