Crónica de Kevin Johansen + The Nada + Liniers en el Kafe Antzokia de Bilbao

DSCN1679 copiaEl sábado el Kafe Antzokia de Bilbao se llenó de música, arte, color y alegría. Los que asistimos al concierto de Kevin Johansen + The Nada + Liniers tuvimos mucho más que música con lo que deleitarnos. Se nos ofreció un gran espectáculo audiovisual, humorístico y festivo. El gran Liniers no sólo aporta su calidad artística cómo dibujante si no que ayuda a crear un ambiente familiar en el escenario, ya que se ve la amistad que une a ambos artistas, que no paran de hacer bromas entre ellos. The Nada, además de apoyar grandiosamente a Kevin en las canciones, también participaba de este ambiente festivo. La mayor ovación se la llevo el veterano batería Enrique Roizner que a sus 76 años defendió magistralmente la batería en el escenario e incluso cantó parte de la última canción, cuya letra iban cantando todos y cada uno de los componentes del show.

Liniers va acompañando cada canción del concierto con sus dibujos en vivo, mezclado con ilustraciones ya realizadas que podemos ver en pantalla, al mismo tiempo que los dibujos que va realizando. Muchas veces crea juegos entra las animaciones que vamos viendo y las que hace durante el concierto. Existe un juego detrás de cada animación que acompaña a las canciones, como en la coreada “Vecino” donde Liniers acompaña la canción con un dibujo de Homer Simpson y su vecino Flanders. Personajes que más tarde se atribuye como una nueva creación suya para una futura tira cómica. El buen ambiente del escenario se contagiaba al público y alcanzó su cenit con la canción “Cumbiera Intelectual” donde Kevin invitó a varias fans que estaban bailando en los laterales del escenario a unirse a ellos y el escenario se convirtió de verdad en una gran fiesta donde un Liniers encantado bailaba con todas las muchachitas. Según Liniers eso sólo le pasa desde que colabora con Kevin en el mundo de la música, ya que como artista gráfico antes no había tenido fans que quisiesen acercarse a él. De todas formas tuvo gran éxito con sus dibujos, ya que el público luchó por conseguir algunos de los que se lanzaron como aviones e incluso después del concierto mucha gente se acercó para conseguir alguno de los que se habían quedado sin regalar.

Kafe AntzokiaA partir de ese momento la fiesta siguió con la continua participación del público en el escenario. El concierto estuvo lleno de detalles maravillosos, como la canción “Sos tan fashion”, una crítica a la gente que sigue las modas, donde Kevin tocó con una guitarra eléctrica rosa de Hello Kitty. Otro gran momento del espectáculo fue cuando Liniers con un casco con una minicámara pegada bajó al público y en la pantalla podíamos ver todo lo que él enfocaba. También organizó una conga con el público, que terminó en el escenario nuevamente en lo que fue el gran final festivo del concierto.

Tags: , , , , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al principio ↑