The Whip + Mendetz + Deptford Goth + Graeme Park Dj

Cargando mapa….

Fecha / Hora
Fecha(s) – 05/10/2013
11:00 pm

Localizacion
Gazteszena (C.C. Egia)

Categoria(s)

Etiqueta(s)


THE WHIP

Manchester siempre ha sabido dar grupos que juegan con el pop luminoso y el baile. The Whip se están haciendo grandes. Grandes canciones, ritmos pegadizos. “Wired together” y “Movement” son dos discazos de gente que ha bebido de sus maestros Primal Scream o Happy Mondays y tienen todo el futuro por delante.

 

MENDETZ

Mendetz nació en 2003 en Barcelona. Un grupo de amigos con gustos musicales bastante parecidos que disfrutan como niños en su estudio probando y jugando con sus aparatos. Se definen como artesanos de lo robótico. Les gusta encontrar y exprimir al máximo el lado humano de la electrónica. Tras su éxito en el underground “maquetero”, en 2006 publicaron su primer disco, Mendetz (Sinnamon Records), con el que estuvieron dos años de gira (más de 100 conciertos) con enorme éxito de crítica y público.

En 2010 reeditan su segundo disco, Souvenir, de la mano de MusicBus / Warner Music Spain, un disco profundo, con matices, capas, colores y texturas, luces de neón, playas y camisetas de recuerdo, que rememora abiertamente la vena más fluorescente y discotequera de los ochenta pero en forma de homenaje sincero, maduro y pensado. Souvenir es la respuesta a todo lo anterior, un disco que sitúa a Mendetz en el lugar que se merecen, que no es otro que a la cima de la música de baile hecha en este país, y todo gracias a un laborioso trabajo de meses en su estudio casero, y a un posterior viaje a París para grabar con el productor del United de Phoenix.

 
DEPTFORD GOTH

Con “Life After Defo”, publicado en marzo de este año, Deptford Goth presenta su firme candidatura para figurar entre las apariciones más refulgentes de 2013. Procedente de Suffolk, esta formación británica, que en realidad es el alias artístico de Daniel Woolhouse, crea una música a medio camino entre lo orgánico y lo sintético, pero siempre buscando un impacto emocional de naturaleza humana. Lo sirve con sintetizadores y voces oníricas, tristes, a veces dolidas, que ya destacaron el año pasado cuando apareció su EP de debut, “Youth II”.