Crónica de Amaral en el Palacio Euskalduna de Bilbao

AmaralAmaral nos llevó “hacia lo salvaje” en el concierto del día 4 de febrero en el Palacio Euskalduna, dentro de la gira de su nuevo disco. El lleno absoluto del Palacio reflejó que, después de 14 años de andadura, todavía tienen algo que decir y transmitir con su música, pese al tiempo transcurrido y la evolución obtenida. Empezaron con una intro, con un fondo de un dibujo artístico (como todos los que Borja Bonafuente realizó para el arte gráfico del disco) de una cabeza de lobo, cuyos ojos penetrantes evocaban un ambiente feroz y salvaje. Con sólo ver las siluetas de los componentes que iban apareciendo el Euskalduna se unió en un estruendoso aplauso y empezaron a tocar el primer single de este último trabajo con el que comparte titulo. Después llegó “Esperando un resplandor”. Escuchamos canciones tan conocidas como “El universo sobre mí”, “Días de verano” y “Moriría por vos” y Eva Amaral nos cautivó, con su voz centrada y equidistante, que no le da miedo moverse en todo tipo de registros octava arriba, octava abajo, y con una manera nítida y expresiva de formar las palabras.

AmaralEn la canción “Como un martillo en la pared” la cantante tuvo palabras hacia la realidad que estamos viviendo hoy en día, reivindicando que en estos tiempos que corren hay que pelear, no por ir hacia delante, si no para no ir hacia atrás. En “Estrella de mar” disfrutamos del sonido tan característico del solo de guitarra de Juan Aguirre y en “Robín Hood” ambos se sentaron en las escaleras por donde se accede al público, para así crear un ambiente más íntimo y cercano. En “Van como locos” la cantante pidió colaboración al público para hacer los coros y “En sólo un segundo” hicieron otra intro girando un tubo colocado cerca del micrófono que emitía un sonido agudo. Cuando llegó la hora de los bises, como “Sin ti no soy nada”, Eva comentó una anécdota graciosa de la primera vez que cantó en Euskadi: de cómo el público le gritaba “Beste Bat” (“Otra” en euskera) cuando ella entendia “Vete ya” y cómo Juan Aguirre le aclaró la situación. Aun tuvieron tiempo de tocar el Theremin, un instrumento electrónico con una antena, cuyo sonido se puede asemejar a uno de cuerda. Eva después cogió el megáfono para manifestar que era el día de la “Revolución”. Para dar colofón interpretaron “Cuando suba la marea” donde Juan recordó los conciertos en BilboRock, iglesia utilizada hoy día como sala de conciertos (donde han actuado The Corrs, Robbie Williams, Julieta Venegas, Coti Sorokin, Mikel Erentxun, Jaime Urrutia, Álex Ubago…) a principios de la carrera de la banda.
En conclusión, un concierto brillante donde consiguieron una completa armonía de lo nuevo y lo anterior, pudiéndonos describir una biografía de lo que ha sido y es Amaral.

Aquí tenéis el vídeo oficial de Amaral en el Palacio Euskalduna de Bilbao (www.musikota.com fue, al igual que en el vídeo oficial de Loquillo en el Teatro Arriaga de Bilbao, el único medio acreditado para ello, además de la televisión pública), y aquí el videoclip de uno de los temas que echamos de menos en su nuevo repertorio, “Marta, Sebas, Guille y los demás”:

Tags: , , , , , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al principio ↑